MUDANZAS - Traslados - Guardamuebles - Valencia - Local, Nacional Y toda Europa
 
MUDANZAS en VALENCIA


No hay mudanza complicada si se planifica con suficiente tiempo, se concretan bien los días en los que se va a realizar y se organizan personalmente los detalles. Así, se evitarán muchos trastornos y preocupaciones innecesarias.


Antes de la mudanza
Notificar el cambio de domicilio. En caso de cambio de domicilio, no hay que olvidarse de notificarlo a amigos, parientes, posibles suscriptores, bancos, etc., para recibir cuanto antes las llamadas y la correspondencia en el nuevo domicilio. Conviene anunciar con anticipación al portero, en su caso, la reserva del ascensor.


Hacer un inventario. Será muy útil para comprobar que todo llegue a su destino. Incluso se pueden numerar las cajas o poner un código que indique el contenido o habitación de origen y destino. Aproveche la mudanza para separar y tirar lo que no se vaya a necesitar.


Artículos de valor. Es importante conocer que artículos como las joyas deben ser especialmente acondicionadas. En este caso, es mejor guardarlas con uno mismo o dejárselas a parientes o amigos, hasta que se complete la mudanza. También se puede considerar la posibilidad de contar con una caja de seguridad en un banco (para joyas, dinero, títulos y acciones, etc.) y trasladar allí todos estos elementos, hasta que se disponga de un lugar específico en la nueva vivienda.


Los electrodomésticos. Se deben desconectar y se han de dejar vacíos, con sus accesorios, transformadores y adaptadores eléctricos junto a ellos. Es común pasarse largas horas buscando el adaptador o accesorio del electrodoméstico los días siguientes a cualquier mudanza.


Los objetos de pequeño tamaño. Los artículos contenidos en cajones de escritorios o muebles en general, conviene colocarlos en cajas, con el fin de evitar pérdidas o daños. Es conveniente dejar los cajones vacíos y, si es posible, inmovilizados con alguna cinta adhesiva. Aún así, hay que asumir que algún artículo, por ejemplo las plantas, pueden sufrir algún maltrato durante la mudanza. Aunque sean muy importantes para nosotros, es cierto que son difíciles de manejar.


Productos químicos. Hay que tener especial cuidado con la seguridad. Un consejo es no mezclar objetos peligrosos como venenos, limpiadores, etc. con objetos de uso personal, y mucho menos, con juguetes o artículos de los niños. Aún cuando compartan destino, es preferible pedir una caja más a tener accidentes.


El equipo de emergencia. No hay que olvidarse de preparar un conjunto de artículos para la última noche en la casa y el primer día en la nueva. En él se deben incluir elementos de utilidad, como un cuchillo de usos múltiples, platos de papel, utensilios de plástico, toallas de papel, etc., así como algunos remedios básicos.


El día de la mudanza
Supervisión. Es recomendable estar presente durante la mudanza, para poder contestar a cualquier pregunta de los operarios y, de esta manera, poder serles de ayuda. Lo ideal es que haya, al menos, tres personas: una en la vivienda, otra en la zona de transporte y otra al pie del cañón. Si se permanece junto a los operarios hasta el fin de la mudanza, se puede echar una mirada final al inmueble, para comprobar que no se queda nada olvidado.


Espacio libre. Antes de su llegada, es conveniente cerciorarse de que las escaleras, ascensores y pasillos estén despejados. Además, se deben sacar de antemano objetos -como alfombras- que puedan incomodar al personal y sean causa de accidentes.


Suministros. A la vez, se han de tomar nota de todas las lecturas de los contadores de los servicios de electricidad, agua y gas. De esta forma, en caso de una reclamación, se cuenta con los datos precisos existentes en la fecha del día de abandono de la casa. Por seguridad, al salir, se ha de cortar el suministro de los servicios de gas y electricidad.


mudanzas
ideal s.l
inicio  servicios  mudanzas  portes  transportes  nosotros